La tecnología afecta a los niñ@s

Se hace muy habitual el ver cada día a niños jugando con nuestros celulares, viendo televisión o utilizando la computadora. Estos artefactos si bien se han vuelto cotidianos y habituales en casi todos los hogares , se convierten frente a un menor en un arma de doble filo.

descarga (1)

Es cierto que los tiempos han cambiado y que las ciudades se han vuelto mas hostiles e inseguras, que los niños no juegan en las calles y que los/las padres y madres tenemos cada vez menos tiempo de ocio y vida familiar. Es un hecho también que muchos adultos delegan en los aparatos responsabilidades de diversión para con sus hijos, o aquel ratito de ocio y de compartir en familia se transforma en la mayoría de los hogares en pasar el rato mirando alguna pantalla. Las pantallas son las fogatas de nuestra era; solo que antiguamente se conversaba y compartía…hoy en día nos vamos hacia adentro.

Pero ¿como afecta la exposición a estas fuentes de luz, energía y radiación?¿que efectos producen en nuestros pequeños?

diversos investigadores de la salud han tratado de explicar cuáles son los ecos de esta introducción, casi salvaje, de la tecnología inteligente en nuestras vidas. Uno de los estudios, de la American Academy of Pediatrics y de la Canadian Society of Pediatrics, señaló la influencia negativa del abuso de la tecnología (teléfonos móviles, tabletas, videojuegos, Internet, televisión) en niños menores de doce años; les compartimos las diez consecuencias que, de acuerdo con esta investigación, los niños pueden llegar a experimentar:

  1.    Crecimiento cerebral demasiado rápido. Desde que el individuo nace hasta que cumple 21 años de edad, su cerebro se encuentra en constante desarrollo e incremento de tamaño. El estudio señala que un crecimiento prematuro puede deberse a la presencia o ausencia de un estímulo ambiental; en el caso de la sobreexposición a la tecnología, este desarrollo se ve afectado en problemas de aprendizaje o berrinches (Small, 2008; Pagini, 2010).
  2.     Retraso en el desarrollo. El abuso de la tecnología llega a implicar cierta inactividad corporal, provocando un retraso en el desarrollo de conexiones neuronales y a su vez, en el proceso de aprendizaje académico. (Rowan, 2010).
  3.     Epidemia de obesidad. De acuerdo con Tremblay (2005), tanto el uso de la televisión como de los videojuegos están relacionados con el incremento de este desorden alimenticio; provocando entonces que el 30% de los niños con obesidad desarrollen diabetes o, en un futuro, problemas cardíacos (Center for Disease Control and Prevention, 2010). Incluso, el profesor Andrew Prentice, expuso en 2002, en BBC News, que las generaciones del siglo XXI serán las primeras en no sobrevivir aquellas de sus padres.
  4.    Privación de sueño. Del 60% de los niños que no son supervisados durante el uso de la tecnología, el 75% lo utilizan dentro de sus recámaras hasta altas horas de la noche (Kaiser Foundation, 2010). Por consiguiente, niños entre 9 y 10 años puedan verse afectados en su desempeño académico.
  5.    Desórdenes emocionales. El abuso de la tecnología puede ser uno de los factores desencadenantes de trastornos como depresión, ansiedad, bipolaridad, problemas de conducta, entre otros (Bristol University, 2010).
  6.    Agresividad. Científicamente se ha comprobado que, ante una experiencia visual, el niño puede revivir lo que observa; en especial, ciertos patrones de agresión (Anderson, 2007). Tanto los niños como los jóvenes están expuestos constantemente a violencia física y sexual en el mar de Internet y de programas de televisión. En consecuencia, se ha reportado un incremento en la reclusión de adolescentes quienes no controlan su agresión.
  7.    Demencia digital. El contenido en Internet está en un constante y rápido cambio, generando un problema en la concentración y memoria del niño, debido al exceso de estímulo en la corteza frontal del cerebro (Christakis, 2004; Small, 2008).
  8.    Adicciones. Parece un círculo vicioso: mientras que los padres se aferran al (ab)uso de la tecnología, los hijos resienten la soledad y también se acercan a los dispositivos móviles; generando una cierta adicción (Rowan, 2010). De hecho, uno de once niños (entre 8 y 18 años) son adictos a la tecnología (Gentile, 2009).
  9.     Emisiones a la radiación. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (WHO), los celulares y otros dispositivos de Internet inalámbrico, forman parte de la categoría de riesgo 2B; es decir, debido a la constante emisión de radiación que generan, son un posible factor cancerígeno. James McNamee, explicó en 2011: “Los niños son más sensibles que los adultos a los diversos agentes que pueden afectar a su desarrollo cerebral y del sistema inmunológico, por lo que no se puede decir que el riesgo es similar para un adulto que para un niño.” Por el otro lado, Dr. Anthony Miller, de University of Toronto’s School of Public Health, recomendó en 2013 cambiar los datos de 2B (posible cancerígeno) a 2ª (probable cancerígeno).
  10. No es sustentable. La manera en que los niños fueron criados y educados con la tecnología ya no está siendo sustentable (Rowan, 2010). De acuerdo con la autora, los niños son nuestro futuro, pero no hay un futuro para niños que abusan de la tecnología. Razón por la cual, es necesario un programa de prevención y reducción del uso de la tecnología.

Rowan creó una tabla de recomendación para el uso de diferentes aparatos :

Captura-de-pantalla-2014-03-12-a-las-10.22.43-PM

 

Tomemos consciencia de nuestros actos, seamos mas cuidadosos con la salud y la educación de nuestro pequeños.

 

Valentina

2 Comments

    • Mi querido Elfo, “sustentable” y “sostenible” básicamente en el mundo moderno e independientemente de lo que pueda decir el RAE tienen el mismo significado en Sudamérica se usa mas el termino sustentable para lo que en en España se utiliza sostenible, dada la mayor influencia de la lengua anglosajona, y el parecido con “sustainability”, a simple vista puede tratarse de una mala traducción como tantas otras, pero la verdad que el termino es tan usado y difundido, y a diferencia de sostenibilidad, no solo abarca los procesos productivos, ambientales etc, sino también que la idea de alimentación “sustento” esta englobada, y a la larga verás este significado sera agregado por la RAE, organismo que realmente me paso por los bajos, ya que hace aberraciones con la lengua, mas que muchos latinos que mal hablamos también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *